miércoles, julio 26, 2006

...The Sky is Falling...


El cielo santiaguino se cae a pedazos. Lluvia por montones... genial. Me encanta el invierno. El frío... el agua cayendo sobre mi cabeza. Es poético... como que me demuestra que el ser humano es pequeñísimo comparado con la naturaleza.

Travis Bickle dijo una vez... "deseo que venga una lluvia intensa que arrastre toda la mierda de nuestras calles. Maricones, prostitutas, vagabundos, delincuentes"... me dan ganas de convertirme en Robert de Niro, subirme a un Taxi y decir esto mirando con odio hacia fuera de la ventana.

Dejando de lado lo mal que lo pasan muchas familias a las que se les inunda sus casas... encuentro que la lluvia tiene una especie de energía purificadora... como que lava nuestros pecados como ciudad... nos permite empezar de nuevo.

2 comentarios:

Oruga dijo...

Y el cuento del metro?

:)

Andresín dijo...

oye si, que pasó al final, ¿lo vai a publicar?