martes, junio 20, 2006

Dios está en la tele...


Según los libros de historia estamos al parecer en una época de poca fe religiosa. El cristianismo va, aunque no lo quieran admitir, en una gran decadencia. Cada vez son menos los creyentes y más los desilusionados con el catolicismo y la cristiandad. ¿Por qué será?, no soy sociólogo ni nada, pero tengo mis teorías.

Y es que, ¿cómo se supone que una generación como la nuestra deba creer ciegamente en un ser superior y nos cueste tanto?

Vivimos en un mundo cada vez más digitalizado y tecnologizado en donde la ciencia, para alegrías de unos y tristezas de otros empieza a dominar todos los ámbitos de la sociedad. Una época en que las relaciones humanas están cada vez más lejanas, en donde el contacto físico y directo en una conversación ha dado paso a relaciones virtuales, por Messenger, por email, por teléfono, por fotologs, etc… un mundo cada vez más impersonal y alienado. Un mundo donde debido a la base del método científico debemos ver para creer.

Entonces, ¿cómo se supone que nosotros debamos confiar ciegamente en un ser superior que no ha dejado pruebas concretas de su existencia?

Unos dirán, “ah!, pero es que para eso es la fe”, ok, entonces díganme, ¿qué es la fe sino un mecanismo que a todos nos enseñan cuando chicos para persistir y confiar y tener esperanzas? Nos dijeron, “ten fe” para que no nos sintiéramos derrotados, nada más.

La Iglesia católica nos dice que teniendo fe podemos mover montañas, pero yo digo Patrañas!, ¿Quién es la Iglesia Católica para venir a hablarnos de confianza?

Todos saben que han matado, engañado y robado durante la historia. Todos saben que cometieron atrocidades en el pasado y no entiendo cómo algunos pueden seguir creyendo en ella. Y esto le añade otro agravante a mi teoría… ¿Cómo se supone que una generación como la nuestra deba creer ciegamente en un ser superior que no ha dejado pruebas concretas de su existencia y que además sea a través de una institución tan cruel y densa como la del Vaticano la que administre nuestra fe y juzgue lo bueno y lo malo de nuestras vidas?

Para los viejos conservadores la respuesta fácil es que “esta juventud está completamente degenerada”, no ancianos, esta generación está cada vez más informada. Y es que es mucho más difícil engañar a alguien de hoy día que a alguien de hace cincuenta o cien años en donde no existían medios de comunicación masivos y “lo que era bueno y verdadero” lo determinaban las personas con poder.

Hoy estamos solamente a un clic de distancia de la verdad y nos damos cuenta de que en concreto la verdad no existe, sino que múltiples verdades particulares que mezcladas crean un punto de visto general que se llama “lo cierto”.

Entonces es imposible confiar en la biblia, por favor…

Admito que la biblia contiene la verdad. La verdad de que está llena de incongruencias y aberraciones. Es sólo de que busquen en Internet en cualquier buscador “bíblia mentiras” y se encontrarán con una infinidad de versículos que sólo hablan sobre muerte, guerra, asesinatos, adulterio, parricidio, machismo en extremo y mucha pero mucha fantasía.

Para mí, las religiones nacieron como una necesidad humana para comprender lo incomprendido, para responder cuestiones que el hombre con su primitiva tecnología y experiencia era incapaz de responder. Organismos de Status Quo, creadas para mantener dopada a la plebe alejándola de cuestionamientos filosóficos profundos. “Señor pastor, ¿por qué mi hermano chico mató a mi papá y mi madre me cortó los genitales? – Dios tiene un plan para cada uno en esta tierra”, la ignorancia extrema.

Si te portas bien te vas a ir al cielo es una frase creada para no delinquir, engrosándole un castigo divino a algo que es incorrecto… pero ahora existen las cárceles y si te portas mal te vas a ir a ellas y puede que por mucho tiempo si no haces caso.

Las religiones están obsoletas y punto. ¿Debemos aceptar que los otros dos tercios de la humanidad que no son cristianos se van a ir al puto infierno? Por favor, en ese caso nosotros nos iríamos al infierno musulmán si lo viéramos desde su punto de vista.

A fin de cuentas, el único y verdadero Dios es el dinero. Hace todo lo inimaginable y…. sí mueve montañas.

2 comentarios:

Koshee dijo...

Don Felipe:

Increíble que nadie haya comentado este post. Te escribo para darte un espaldarazo de apoyo, creo que sentimos bastante parecido, y me gustaría aportar mi punto de vista.

Humanismo. La religión está fundada en palafitos de papel. La única salida real, para mi percepción, es el humanismo, entendido como el "creer" en el hombre. Un animal bastante raro y poco predecible, pero es lo que somos.

Que ira se siente cuando me saco la cresta estudiando pa un ramo, lo paso, y mi vieja me dice "es que recé mucho por tí". No! YO estudié y me esforcé y lo logré YO. O cuando me echo un ramo, por uno u otro motivo y me dicen "es que quizá así tenía que ser". NO! me lo eché porque no me la pude. Punto. Soy humano. Me equivoco, fallo, pero soy real.

Hay cosas que dependen de uno. Otras dependen de otros, y son tantos los "otros" (aprox 6 mil millones?) que parece perderse la causa-efecto. La gracia está en reconocer lo que está a nuestro alcance y actuar sobre ello. Lo demás, para mi, es lo que te tocó, pero nunca, NUNCA, es "lo que dios tiene para tí". Bullshit.

Un tío mío y su hijo, mi primo, murieron en un trágico accidente. Eran excelentes personas y la pena la llevaré siempre. ¿Me van a decir que "dios se los llevó porque así tenía que ser"? Hay que ser muy ciego para creer eso. Murieron porque el mar estaba muy fuerte y punto. Somos humanos, nada más, y nada menos.

No más lata. He dicho.

Saludos

Koshee.

Romina dijo...

Nos soy gran creyente,pero la religión es aveces la mejor solución para la decadencia humana...además es muy fácil sentarse a criticar a la iglesia, sin ver los que ocurre tras las cortinas de los prejuicios...¿Qué pasa con los jovenes que realmente sienten ganas de ayudar en una iglesia comunitaria?