domingo, marzo 04, 2007

And for a minute there, I lost myself, I lost Myself


Hoy siento como si éste día fuera el último día de una etapa en mi vida. Siento que mañana despertaré y todo será diferente. Ni mejor ni peor, sólo diferente.

El desastre fué inmenso, gigantesco. Ha pasado tanto tiempo, tantos días, semanas, meses... incluso años. Pero creo haber tomado la desición correcta. Me dí el tiempo de examinar cada ruina, cada recuerdo en llamas. De explorarlo, entenderlo y finalmente poder apagarlo. Y los cadáveres que llenaban las calles de mi alma, los que se amontonaban en las esquinas de las plazas ardiendo han podido ser finalmente enterrados. Cada víctima de mi interior fué homenajeada. No quedó nada ni nadie abandonado a su propia fortuna. Me tomé el tiempo de ordenar el caos, de barrer las avenidas, de limpiar las calles, de podar los árboles y de reconstruir las fachadas y el único consuelo... más que consuelo, la única y mayor recompensa es la de poder decir hoy a viva voz, fuerte y claro con la frente en alto vigorosa y orgullosa... que todo está en su lugar adecuado. El trabajo fué duro. Pasé días y noches completas apagando incendios. Removiendo escombros. Llorando a cada víctima. Pero gracias a ¿Dios? tuve ayuda. Mucha ayuda.

Todo este tiempo me he estado preparando para lo que ocurrirá mañana. Para volver en paz a mis proyectos que lamentablemente tuve que abandonar de forma trágica y vergonzosa. Y no hay cabos sueltos en ninguna parte. Todo está ordenado y ajustado. Me siento preparado. Estoy en paz con todos y conmigo mismo también. Y mi mente se siente lista para ser bombardeada intelectualmente luego de mucho tiempo.

En definitiva... Here we go again Motherfuckers!

1 comentario:

Pitcher dijo...

UNION HERMANO!!!

El poder del conocimiento