jueves, noviembre 15, 2007

00:37


El tiempo no se detiene nunca. Nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nuncaaaAArrgggh!!!!!110010000111

Fuck!, recuerdo tercer año básico, en la fila un lunes en la mañana cantando el himno nacional. Me recuerdo hace tres años cómo sería la vida que vivo hoy y que en unas cuantas horas más, cuando tenga sesenta y cuatro años y mire hacia atrás no podré comprender cómo pude haber avanzado 44 años en un abrir y cerrar de ojos. Jonathan Davis empieza a cantar una canción que me sé de memoria y recuerdo como ayer, cuando tenía trece entré a un local del Euro Centro a comprarme el Cassete que lo he reproducido más de mil veces en mi memoria.


Y el tiempo no se detiene nunca. He perdido cinco minutos de mi vida en esta estupidez y el secundero sigue avanzando lentamente, como si fuera la única certeza que quedara ya que ni siquiera sabemos qué nos depara la muerte. El mundo avanza cada vez más rápido y nunca se detiene, nunca, lo que significa que el presente no existe ni existirá jamás pues el momento en que pensamos en que estamos viviendo el presente es ya parte del pasado, de hace cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez segundos atrás.

Y Jonathan Davis no me acompaña pues ahora está cantando otra canción que en diez minutos más será parte del recuerdo solamente.


¿Qué hacer cuando no podemos detenernos a pensar porque no nos da el tiempo para aquello? Desearía poder ponerle pausa a la vida durante un solo segundo, pero sería imposible pues si le pusiera pausa a la existencia aquél segundo no lo recordaría jamás ya que mi memoria también estaría en pausa, así que da lo mismo que la vida se pause uno, dos o veinte mil millones de segundos, nunca podremos recordar esa pausa y si pudiéramos recordarla no sería pausa porque el tiempo nuevamente habría avanzado para permitirnos guardar alguna secuencia de imágenes en nuestra cabeza.


No somos nada, sólo un suspiro de la nada, sólo un maldito abrir y cerrar de ojos en la existencia de toda la existencia. Cuando tenga noventa años y esté postrado en una cama muriéndome sólo me acordaré de fotos, de leves imágenes que formarán un mosaico. Cuando tenga cincuenta y me dé un paro cardíaco, en mis últimos cinco segundos de vida me acordaré quizás de tí y esa habrá sido toda mi vida, ya que seis segundos después nunca tendré conciencia de haber existido y por lo tanto, para mí, la vida nunca la habré vivido.


Por favor, tomen un arma y pinten las paredes con mi cerebro.

4 comentarios:

Romina dijo...

Es raro, pero ideas como esta han bombardeado mi cabeza esta semana. Las palabras no sirven mucho para explicar la sensación...mejor te dejo un poema que me regalaron. Queda buscar qué hacer para tapar ese vacío que deja el tiempo, que es tan inerte a momentos.Ahí va:

"Hay que estar siempre ebrios, nada más, esa es toda la cuestión. Para no sentir el peso horrible que os quiebra la espalda y os inclina hacia el suelo, tenéis que embriagaos sin parar. ¿De qué? De vino, de poesía o de virtud, como queráis, pero embriagaos. Y si alguna vez, en las escaleras de un palacio, en la verde hierba de una zanja, en la soledad sombría de vuestro cuarto, os despertáis porque ha disminuido o ha desaparecido vuestra embriaguez; preguntad al viento, a las olas, a las estrellas, a los pájaros, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que gira, a todo lo que canta,a todo lo que habla, preguntadle qué hora es. Y el viento, las olas, las estrellas, los pájaros, el reloj, os contestarán:"¡Es la hora de embriagarse! Para no ser los esclavos martirizados del Tiempo, embriagaos;¡embriagaos sin cesar!" ¿De qué? De vino, de poesía o de virtud, Cómo queráis."

Charles Baudelaire.


Ojala, espero y ruego que entiendas el mensaje..y los que lean el comentario. Embriagarse con lo que apasiona, lo que deja algo...como quieran.

Saludos!

Atte Romy.

Pitcher dijo...

la ultima parte dudo ke pueda hacerla, el momento será demasiado fuerte como ap precensiar eso ke kieres, aparte, creo ke yo me voy a ir antes ke eso ocurra, y el chevy aún antes (para ser extactos un año antes jajajJaA)

washon de la vida, deja ke fluya, de poko a poco le iras tomando el gusto a las canas y las arrugas, eso dice mi viejo :P

ya washinango de cola pelua!
salud!!



BYE!!

Skroll dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Skroll dijo...

Lo queramos o no
sólo tenemos tres alternativas:
el ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres
porque como dice el filósofo
el ayer es ayer
nos pertenece sólo en el recuerdo:
a la rosa que ya se deshojó
no se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar
son solamente dos:
el presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos
porque es un hecho bien establecido
que el presente no existe
sino en la medida en que se hace pasado
y ya pasó...
como la juventud.

En resumidas cuentas
sólo nos va quedando el mañana:
yo levanto mi copa
por ese día que no llega nunca
pero que es lo único
de lo que realmente disponemos.

- ultimo brindis, nicanor parra


-----------------------------

yo lo unico q quiero, como dijo fontaura, es que cuando te tirado en la cama pueda decir q entre bajar video de hanna, ver tele y hacer weas ociosas hice algo util una vez...
eso si no muero de golpe...

saludoz!!
(el post anterior era mio lo borre yo)