jueves, agosto 07, 2008

Finalmente libres


La idea de quitarme la vida siempre me ha parecido... intrigante. No es que me quiera suicidar, sino que detrás del concepto de "matarse a uno mismo" hay algo tan antinatural, tan turbio, tan tabú que me atrae, no como un fin a realizar sino que como un objetivo de análisis. ¿Qué lleva a un joven de 15 años a quitarse la vida?, lo digo a propósito de un cabro que hoy se tiró de un piso 11 en las condes; lo digo por el guitarrista de Rekiem, una de las bandas chilenas que antes me gustaba que hace unos años en un carrete con unos amigos decidió hacer lo mismo que aquél que mencioné antes; lo digo por Kurt Cobain, uno de mis más grandes ídolos.

Layne Staley, el que solía ser el vocalista de Alice in Chains, habla en muchas de sus letras sobre su deseo de matarse, frases como "quiero saborear una pistola sucia, punzante, en mi boca, en mi lengua" o "aún no encuentro una manera de matarme (...) una bala me grita desde lo lejos" son típicas del grunge, sin embargo no se mató, no tuvo el coraje, aunque finalmente igual murió de una sobredosis de heroína recordando a Kurt muchos años después en el aniversario de su fallecimiento, quizás pensando que quien debía morir de los líderes del grunge era él y no Kurt. Me lo imagino, llorando a su amigo, solo en una pieza, inyectándose el mortal elemento por sus venas cada vez más, intentando suprimir si es que no su existencia, su conciencia con un solo pensamiento en la cabeza, con la frase "NO TUVE EL CORAJE" escrito en mayúsculas en un letrero de neón parpadeando defectuosamente.

Ambos deben estar ardiendo en el infierno supongo si es que me adhiero a la doctrina católica apostólica y romana. Ardiendo para toda la eternidad, ¿por qué?, me pregunto, ¿por qué será pecado disponer de la vida propia?, ¿por qué será incorrecto deshacernos de algo que de partida no pedimos?

Todas mis dudas sin embargo se responden solas cuando pienso en un joven de 15 años de edad que se quita la vida y es más, todas mis dudas se reducen a polvo cuando pienso en un joven de 16 años que decide armarse hasta los dientes para quitarse la vida propia en el colegio junto a la de varios compañeros más. Independientemente de las creencias religiosas o espirituales aquello es por donde se mire un pecado, quizás no tanto en el sentido de que se condena el alma de quien lleva a cabo aquél acto. Es un pecado social del cual todos somos culpables. Actos como esos nos condenan a todos pues dejan expuestos nuestra pasividad, negligencia e individualidad.

Sí, estoy generalizando, para variar, lo reconozco. Estoy intentando transmitirle mi sentimiento de culpa a los demás, ¿pero qué se puede hacer?, ¿cómo ayudar a otro a sentirse bien, a levantarle el ánimo cuando ni yo mismo sé que hacer para sentirme bien conmigo mismo?, ¿como aconsejar a alguien que no se atreve a pedir consejo cuando yo mismo necesito tantos de ellos y no me atrevo a pedirlos?

Al final estas palabras quedarán únicamente en lo que son, en lo mismo de siempre, una mera conjunción de letras que reunidas significan algo y que hiladas unas con otras transmiten una idea que queda plasmada en el punto más insignificante de internet como es un blog personal para que alguien llegue, las lea, reflexione cinco minutos y siga su vida igual que siempre. En unas cuantas horas más en otro lugar del mundo se suicidará otro joven, unos cuantos planearán una masacre escolar y mientras tanto yo estaré acurrucado en mi cama sumido en el vacío de la noche pensando para mis adentros que la vida es insignificante, sobretodo la mía pues el tiempo no se detiene y yo no soy nada más que un animal racional que se niega a pensar que nadie vive eternamente pues le temo a la muerte y pensar en ella me hace reflexionar con la idea de que todo es vago, de que nada es constante, de que en algún momento a todos nos olvidan y de que no existe nadie inmortal, ni siquiera los dioses, puesto que como diría Sandman, incluso ellos mueren, cuando la gente deja de creer en ellos.

4 comentarios:

Romina dijo...

A veces me pregunto de dónde viene ese tanto vacío, que como tu dices, lleva a la supresión de un después, un mañana, a seguir adelante...
¿Cómo llenar ese vacío...que ni siquiera se sabe qué es?
Puede ser que hoy hay tanto de todo que al final se siente que es nada...se pierde; todo es más fácil en comparación de la juventud de nuestros padres; todo se sabe, todo está a la mano...¿será eso?
Divagaciones de estos últimos días en los que no recuerdo qué pensaba cuando chica...cuando jugar era todo ¿Qué pensaba?¿la vida tenía el mismo sentido, pero no me daba cuenta? ¿cuándo dura esta etapa... si es que lo es?
¿Cuál es el porcentaje de la juventud que siente vacío? ¿Hay un libro con instrucciones?

...

Javier Ignacio Tapia Bromberg dijo...

Yo tenia un amigo que se quito la vida... que lo llevo a eso? no se, no lo conocia tanto como para saber.

Puede que este errado, pero para mi, quitarse la vida es la via de cobarde, del que no se atreve a seguir, a surgir.
Es verdad, todos tienen un punto de quiebre, un momento en que ya nadie quiere seguir, y ese punto varia, mas que de persona en persona, de situación en situación.

Quien sabe.. talves yo sea el proximo (no creo), soy muy cobarde para morir como cobarde

Anónimo dijo...

El suicidio... sí, la muerte siempre será la solución de quien se va y el problema de quien se queda. No se si es cobardía o valentía, pero entre más lo pienso, aúnque me cuesta abarcar todo lo que implica, más voy creyendo que no pasa por ese tipo de conceptos –valor, derrota–, sino más bien, por los mismos que causan que un tipo se deje el pelo largo o se tatue el cuerpo de manera grotesca, o acaso como el hijo que mata a gato que ve para complacer al padre quien los considera una plaga. Me parece muchas veces un acto lógico, como un negocio... que como consumidores siempre somos más sensibles... es como el galgo detras de la liebre mecánica, ¿Qué pasa cuando la atrapa? –eso lo escribió Villoro...–.
Saludos, Look.

Anónimo dijo...

asi como yo vivi de cerca todo e prambulo de una persona cercana (mi hermano) que se queria suicidar por los problemas qe habian en casa y talves cuantos mas que tenia afuera... finalmente creo que lo pensó mas de 2 veces y sigue con su vida, ahora está muy estable.

inevitablemente no he podido no cuestionarme este asunto... que dificil o no... siempre se me pasa por la cabeza.. y creo que a varios tbn solo que no lo reconocen XD (eso fue como una generalizacion??)

ahora lo que pienso respecto al tema.. lo que lleva a un chiko de 15 años a suicidarse o a otro de 16 a una masacre.. es tal vez esa preguntita...
¿de aca en adelante too sera la misma mierda?¿y si corto por lo sano y termino too esto?

y si.. sumando todo el ambiente psicologico, postraumatico, religioso y consumista de hoy en dia .. claro que es mas barato gastar una bala que ir al psicologo un par de años.

pero por suerte he encontrado una respuestilla que me sostiene bien firme y con ganas de levantarme todos los dias a ver el sol o sentir la lluvia sobre mi cara...
ponte en el caso de que al principio de los tiempos un par de moleculas genero todo el universo.. que justo varias rocas vinieron y se juntaron para crear la tierra y que justo este planeta esta a una distancia conveniente del sol para que no nos congelemos o para que no nos friamos, sumale a eso que justo llego agua, crecieron las plantas y que un meteorito mato a toos los dinosaurios comegente (XD) y que luego un mono vino y quiso evolucionar para utilizar su dedo pulgar para usar herramientas que nos llevo a cultivar y a establecernos... no crees que es mucha coincidencia como para venir y pegarte un tiro?
es como si nos hubieramos ganadoel loto como 10000 veces XD


ahora que estes caminando por la calle y que por casuaidad te llegue un balazo en la cabeza.. eso es mala cuea XD



saluos
lei un par de publicaciones de tu blog y estan como para perder un rato en ellos XD





escrito por: el chiko pachanguero